viernes, 15 de junio de 2012

EN ALABANZA A BRÍGIDA

clip_image001

Damos las gracias a Brígida por el fuego

y la llama,

que nos calientan durante el frío amargo

del invierno,clip_image005

como signo externo de la luz

de la inspiración.

Damos las gracias a Brígida por los aplausos

que los sabios valoran más que la cerveza

o el oro,

un festín que sacia el agudo apetito de la mente.

Damos las gracias a Brígida por la forja y el acero,

que hombres y mujeres lucharon en guerras para conseguir,

un metal brillante y terrible que otorga riquezas.

Damos las gracias a Brígida por las hierbas curativas,

que calman el ardor de la fiebre y eliminan la infección,

una bendición que agradecemos en su nombre.

Elevamos nuestras alabanzas a su signo y a su sello.

Ante su altar, a la luz de las velas.

clip_image002 Elizabeth Barrette clip_image003